La “no acción”, la acción acertada.

23 08 2008

“Quienes siguen el orden natural fluyen en la corriente del Tao”Huai Nan Tzu.

En occidente estamos muy habituados a la palabra sacrificio: “Hay que sacrificarse para ganar dinero”, “Todo sueño conlleva sacrificio”, “Sacrificaría mi vida por otra persona”.

Hasta aquí todo muy bien. El problema radica en nuestro concepto de sacrificio, muchas veces asociado en ir contracorriente, a marcha forzada, a un ritmo incómodo o en contra de nuestros deseos más profundos.

Lo podemos observar en la vida cotidiana. A aquellos, que solemos hacer las cosas que nos gustan, y nos sentimos reacios a actividades concretas para alcanzar un objetivo (normalmente impuestas o forzadas), se nos llama vagos. Pero se utiliza este término erróneamente, ya que la verdadera vagueza sí es un impedimento para lograr cualquier objetivo. La no acción, es un propulsor hacia el éxito y la felicidad. La no acción se ve en aquellos que aparentemente para lo poco que se esfuerzan, consiguen grandes cosas. Así se describe en el Taoísmo:

La no acción no significa no hacer nada y guardar silencio. Permitamos que todo haga lo que hace naturalmente, a fin de que satisfaga su naturaleza.

De este modo, sacrificio y vagueza son las dos caras de una misma moneda. Solo se les puede distinguir por su grado y por nuestro juicio.

“Los opuestos son idénticos en naturaleza, pero diferentes en grado”Kybalión.

Estudiar hasta el límite de coger tirria a una asignatura, o no estudiar por pereza, aún sintiéndote incomodo en el sofá, son el yin y el yang de una misma realidad, y a pesar de que poco a poco sí que nos acercamos a nuestros objetivos, lo haremos de una forma incómoda y mucho más enrevesada que por el camino de la no acción. (Ver dibujo)

La no acción la llevamos todos muy dentro. Suele ser esa idea disparatada, ese proyecto imposible, esa espinita clavada, esa vocación por explotar, ese libro que te gustaría leer, ese lugar que desearías visitar, esa persona a la que desearías conocer. Pero también es ese trabajo que deseas abandonar, esos estudios que ansías cambiar, ese grupo de amigos de los que quieres apartarte, ese libro que dejarías de leer, esa sensación de que tu estilo de vida no es el correcto.

Paradójicamente, este es el camino más rápido hacia nuestros sueños. Es la pura corriente del Tao. Es nuestra naturaleza intuitiva, muchas veces mermada por objetivos que no son los nuestros, más bien son el eco de una sociedad que desea imponerte hasta tu forma de pensar. Es tú decisión, primero acallar tu mente para oírla hablar de tus sueños más sinceros, y segundo hacerla caso y emprender tu camino.

La linea recta

La línea recta

Anuncios

Acciones

Information

7 responses

23 08 2008
Bitacoras.com

Información Bitacoras.com…

Si lo deseas, puedes hacer click para valorar este post en Bitacoras.com. Gracias….

23 02 2009
Cindy

Está excelente este blog!! Mis felicitaciones 🙂

24 02 2009
Alvaro García

Muchas gracias Cindy, un placer tener una lectora más.

31 03 2009
Anónimo

¿si seguir el tao requiere esfuerzo ya no es tao?
me siento cómodo leyendo sobre el tao, pero quizas aún no comprendo su significado, pués pienso (ese es el error?) que si tiene que implicar esfuerzo ya no será tao….
espero reflexión, y gracias por todo

31 03 2009
Alvaro García

Hola anónimo, gracias por leerme. Se pueden decir muchas cosas sobre el Tao, el problema del Taoísmo es que es una percepción subjetiva, y a mayor tiempo invertido en descripciones, más nos separaremos de su verdadera esencia. Aún así, intentaré ser más claro, con palabras llanas.

El Tao no requiere esfuerzo, pero sí energía. Los árboles crecen sin esfuerzo, pero necesitan energía. Los leopardos cazan sin esfuerzo, pero necesitan energía. En el ser humano el desvío del Tao es muy común debido a la enorme cantidad de prejuicios, moralidad, éticas… existentes. Imagínate el tao como aquel surfista que es capaz de coger la corriente de una ola, gastará energía, pero lo hará sin esfuerzo y con mucha paz interior. El tao, es nuestro camino, aquello para lo que estamos preparados a hacer según nuestra naturaleza con maestría y sin presión.

Mozart, por ejemplo, hacia música sin tener que realizar “la acción” de “hacerla”… Salía sola, porque estaba en su camino. Se impulsó a través de su naturaleza.

Un saludo, y estoy abierto al debate. 🙂

5 01 2010
javi

Mis felicitaciones por vuestro blog, es muy bueno. Yo tengo dos preguntas que no soy capaz de contestarme y como estas abierto al debate… me gustaria saber tu opinion si es que quieres compartirla conmigo.

La primera es que el wu wei se fundamenta en varios principios pero uno de ellos es en la accion espontanea, como se puede llegar a ese nivel de espontaneidad?, de donde surge?, como puedes saber que es natural y que no?, en todo caso la no accion imagino que surgira de un estado elevado de conciencia, pero como se podria conseguir ese nivel de conciencia, meditando?, que yo sepa no existe ninguna tecnica meditativa en el tao, aunque tampoco es que sepa mucho de tao.

Segunda pregunta, el wu wei no vendria a ser lo mismo que el karma yoga que se explica en el gita, o existe alguna diferencia?

gracias de antemano

8 03 2010
Marina

Great stuff. puntohache.com is great.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: