La invisible “gravedad”

2 08 2008

Si estamos jugando al baloncesto y queremos encestar la pelota, sabemos que ésta, al ser lanzada, describirá una parábola por el efecto de la gravedad. Sin embargo la mayoría de nosotros no sabemos explicar cómo funciona la ley de la gravedad. No sabemos con exactitud lo qué es un gravitón, por qué tiene ese valor o cuáles son las partículas S simétricas. Sin embargo, sabemos que todo lo que sube en el planeta tierra, tiende a bajar. Lo comprobamos cada vez que se nos cae un bolígrafo, nos tropezamos o nos agotamos tras subir a un sexto piso.

Bien, ahora imaginemos que existe otra ley, otra fuerza de atracción, una ley que está muy lejos de una explicación científica (aunque es cierto que la cuántica se aproxima mucho). Una ley que actúa como la gravedad, siendo nuestra mente el gigantesco imán que atrae todos nuestros deseos. Pues a pesar de que esta quimera parece ser sacada de una película de ciencia ficción, existe, y actualmente es llamada la “ley de la atracción”.

Lo siento si lo que esperas ahora es una enorme fórmula que explique por qué, cuando visualizamos, materializamos. A pesar de no ser capaces de dar una explicación científica exacta por el momento, es una ley que funciona.

¿Cómo funciona?

Funciona a través de nuestros deseos, de nuestras aceptaciones, de nuestro convencimiento consciente y subconsciente, eliminando prejuicios y presuposiciones y viéndonos como seres infinitos. Cuando formulamos un deseo, bien usando verbos en presente, o imaginándolo como una película, acabará dándose en nuestro plano físico. Podemos escribir una carta imaginaria dónde expresemos como nos sentimos de tener ese deseo (siempre en tiempo presente), podemos cerrar los ojos y visualizarnos en esa meta, podemos escribir una lista de cosas que aceptamos tener (para así atraerlas a tu plano), podemos hacer cualquier cosa que implique sentir las sensaciones de tenerlas ahora mismo.

Luego vendrá la retroalimentación, es decir, que cuanta más confianza tengamos en nosotros mismos más capacidad creadora tendremos. Empezad con pequeños deseos, ya que subconscientemente los veréis más probables, y más rápidamente se darán en el plano físico. Es una espiral, cada vez querrás experimentar con algo más grande, y serás eficiente porque lo anterior funcionó. Ante todo perseverancia. Opera, os lo aseguro. Os lo asegura mucha gente, os lo aseguran muchos pensamientos religiosos, filosóficos, experimentos cuánticos, la alquimia. Os lo asegura Hermes, Jesús, Buda. Y os aseguraréis vosotros mismos.

Ánimo.

Anuncios

Acciones

Information

3 responses

2 08 2008
Pi

curiosa forma de abordar el tema, lo cierto es que yo he puesto en practica la ley de atraccion con cosas pequeñas y he obtenido resultados muy sorprendentes… pero siempre con cosas pequeñas.
me gustaria dar el paso a un uso mas controlado y amplio de esta ley, pero estoy seguro de que no se puede dominar al subconsciente sin haber andado la senda del autoconocimiento y la meditacion, un camino tan apasionante como extenso
por ahora me conformare con mis “cosas pequeñas” e ire planteandome nuevas metas mientras lucho contra mis prejuicios

suerte

3 08 2008
kokelovo

Puedes usar “pruebas” externas para alimentar tu firmeza subconsciente. Siempre como medio y nunca como fin. Cuántica, Chi Kung, Experiencias tuyas, Experiencias ajenas… lo qué sea.
Si optas por meditar, tirate tu tiempo hasta que la respiración se haga más profunda y los estímulos externos se “disuelvan”, luego antes de visualizar cualquier cosa, imaginate cualquier “escena” en la que tú tienes el poder de todo (Imaginarte brillando, lanzando una onda, elevandote, o todo esto junto… etc). Entonces habrás “convencido” más a tu subconsciente de tus capacidades creadores. Entonces sí, visualiza tu película, todo lo que quieras atraer. Antes de abrir los ojos, imagina que dejas de brillar, desciendes, la onda vuelve a tí, etc… Se trata de que el impacto con lo “real” no sea brusco, y esto no te haga perder tu potencial de creencia. Vuelve a tu respiración normal y vuelve a centrarte en los estímulos externos. Después de esto solo queda abrir los ojos y saber que la onda ya ha sido lanzada.(El proceso a la inversa)

Un saludo

12 08 2008

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: